+34 638350949info@seoparaweb.es

5 claves para aumentar la velocidad de carga de tu web

La velocidad de carga de una página es muy importante para el posicionamiento web: 5 claves para conseguirlo (INFOGRAFÍA)

La velocidad de carga de una página web se ha convertido en los últimos años en uno de los principales factores útiles para el posicionamiento web en Google.

El omnipotente buscador, siempre en busca de elementos y aspectos que puedan mejorar la experiencia de usuario, llegó a la conclusión que una página que se carga lentamente no está proporcionando una agradable experiencia al público.

¿Y cómo se lo podemos negar? Con lo impacientes que (muchos de nosotros) nos hemos vuelto a la hora de buscar y encontrar información y recursos en Internet, una espera de 4 o 5 segundos hasta que se abra una página ya nos parece una infinidad: empezamos a mirar para otro lado para matar el tiempo, y notamos como aumenta esa desagradable sensación de “estoy delante de la pantalla, y no puedo ver nada” que hace que nos sentamos incluso un poco tontos.

Por todo esto el señor Google pensó que aquellas páginas que pueden evitar estas malas experiencias a los usuarios merecerían un premio: un mejor posicionamiento.

CÓMO AUMENTAR LA VELOCIDAD DE CARGA DE LA PÁGINA WEB

Os dejo una infografía sobre las 5 claves para conseguir una mayor velocidad de carga de un sitio web.
Más abajo, la explicación detallada y algunos consejos. Infografía: 5 claves para aumentar la velocidad de carga de tu web

Hay muchos factores que influyen en la velocidad de carga. En general se dividen en dos grandes categorías: los elementos internos de la página y los aspectos externos relacionados con los servidores.

Con elementos internos nos referimos al código, a las fotos (básicamente al peso global de la página) así como al número de scripts y llamadas HTTP que efectúa el sitio al cargarse.
Los aspectos externos dependen en gran medida del hosting que tengamos, y de sus servidores: y aquí encontramos elementos cómo la velocidad de los discos, la ubicación de los servidores, el número de procesos en paralelo o la memoria dedicada.

1. REDUCE EL PESO Y EL TAMAÑO DE LAS FOTOS

Las fotos en un página web suelen constituir el elemento de mayor peso en Kb. Además son importantes para el posicionamiento, ya que los elementos gráficos Google los tiene muy en cuenta a la hora de evaluar una web: los considera un aspecto importante de la aportación de la página al usuario, ya que suelen entretener e informar. Así que: pon fotos o gráficos, pero ten cuidado con su peso. Para ello ten en cuenta estos consejos:

  • No son necesarias fotos de alta resolución: las mayoría de las pantallas presenta las imagenes a 72ppp, independientemente de la resolución que tenga la imagen en origen. Así que, sube sólamente imágenes a 72 pixeles por pulgada: ganaramos mucho en peso.
  • Tampoco hay que colgar imágenes de máxima calidad: los usuarios no suelen pararse a mirarlas más de uno o dos segundos. Una calidad del 50% o 60% suele ser más que suficiente.
  • Sube imágenes con un ancho máximo de 950 px: muchos usuarios todavía navegan con pantallas de 1024 px. Si la foto es más ancha, se sobresaldría de los bordes laterales.

Si quieres ahondar en el tema de las fotos, lee este post sobre la optimización de imágenes para SEO.

2. ELIGE CON CUIDADO TU HOSTING: BUSCA SERVIDORES RÁPIDOS Y SEGUROS

La elección de un hosting puede ser complicada, sobre todo si tienes un presupuesto limitado. La mejor solución sería obviamente conseguir un plan con servidores dedicados únicamente a tu web, pero para eso hay que desembolsar bastante dinero. Así que, dejando de lado esa opción, nos centramos en los hostings compartidos. También en estos casos se pueden encontrar soluciones muy buenas a precios convenientes. La lista de cosas en las que te tienes que fijar para asegurarte de que tu hosting te garantice una buena velocidad de carga:

  • Calidad de los discos: los discos SSD son hoy día los más fiables y más rápidos del mercado
  • Ubicación de los servidores: si tu negocio online se desarrolla en España y la mayoría de tu clientela es nacional, es mejor que los servidores estén en le mismo país. Esto bajará la latencia (el tiempo necesario para completar la llamada y la respuesta del servidor).
  • Número máximo de procesos paralelos: muchas webs, al cargarse, necesitan cargar distintos scripts. Si tu hosting garantiza más de 20 procesos paralelos, significa que podría ejecutar más de 20 llamadas e la vez, sin tener que ponerlas a la cola. Este aspecto es muy importante sobre todo para sitios web creados con gestores de contenido (cómo WordPress).
  • La memoria: una memoria muy amplia (por ejemplo de 400 Mb) garantizaría una respuesta mucho más rápida a las peticiones repetidas por los usuarios.

Estos aspectos son incluso más importantes que el espacio de almacenamiento ofrecido: los hostings que ofrecen espacio ilimitado, normalmente tienden a repartir tus archivos entre más ubicaciones, perjudicando la velocidad.

3. COMPRIME LOS ARCHIVOS Y CREA LA CACHÉ DE PÁGINAS Y ELEMENTOS VISITADOS

En la velocidad de carga de una web, el archivo htaccess es un gran aliado. El htaccess es un archivo de texto a través del cual se puede dar  una serie de instrucciones al servidor para que las páginas carguen más rápidamente. Se pueden comprimir archivos de vario tipo para que pesen menos, o forzar la instalación de determinados archivos en la caché para que no haya que volver a pedirlos cuando un mismo usuario vuelve a visitar la página. Existen varias librerías (módulos de Apache) que se pueden utilizar para ello, nosotros recomendamos estas tres:

  • mod_deflate: se encarga de “desinflar” los archivos especificados, reduciendo considerablemente su peso.
  • mod_expires: determina el mantenimiento en la caché de los archivos especificados durante el tiempo especificado, evitando así llamadas repetidas
  • mod_headers (keep alive): garantiza una comunicación más fluida entre navegador y servidor, permitiendo una conexión abierta durante más tiempo

Para saber como aplicar estos comandos en tu web, lee este artículo sobre la optimización del archivo htaccess.

4. REDUCE EL NÚMERO DE LLAMADAS HTTP A LOS SERVIDORES

Si fueras el entrenador de un equipo de baloncesto, y antes de un partido tuvieras que reunir al equipo en el banquillo para explicar unas jugadas, ¿cuál sería la forma más rápida de reunirlos?

¿Llamando uno por uno a los 12 jugadores, para decirles que se acerquen?
¿O gritando “Equipo!” para que todos se dirijan hacia tí?

La respuesta es obvia.
Lo mismo ocurre con los archivos CSS, los JS, o las imágenes en un entorno web. Si en nuestra página web existen 10 hojas de estilo separadas, 5 plugins de javascript separados y 30 imágenes (entre logo, iconos, etc.) separadas, en total se efectuarían 45 llamadas al servidor para descargar esos archivos y mostrarlos al usuario.

Por eso es importante intentar unificar los archivos CSS, JS y las imágenes en uno solo.

Habrá casos en los que será imposible: por ejemplo cuando llamamos plugins instalados en remoto (las webfonts de Google o el mismo Google Analytics), pero si te empeñas, siempre podrás unificar algún archivo.

¿Y qué es eso de unificar las imágenes en un archivo? Se llaman CSS Sprites y son una solución muy práctica a la hora de cargar imágenes que se repiten en todas las páginas: el logo, los iconos, banners, etc.

Se juntan en una hoja todas las imágenes, y desde el HTML de la página se llamaría a cada imágen de esa hoja especificando su ubicación a través de píxeles. Te dejo un buen manual en español sobre cómo crearlos y utilizarlos: http://www.pensandoenweb.es/usar-css-sprites-para-crear-un-boton/

5. CONTROLA EL PESO DE TUS PÁGINAS

Ésta es una recomendación general, en la que caben dos de los puntos anteriores: unificar archivos y reducri el peso de las fotos. Pero todavía puedes hacer algo más para reducir el peso de la página:

  • Comprimir CSS, JS y HTML: minifica manualmente el código de estos archivos, eliminando todos los espacios en blanco, y bajando así el peso en Kb.

Para saber más, no te pierdas este artículo sobre cómo comprimir CSS, JS y HTML en 2 pasos. Y en general, intenta siempre que tu código no sea redundante, no incluya etiquetas y elementos inútiles. Hasta aquí nuestras recomendaciones sobre cómo aumentar la velocidad de carga de una página web. Cómo siempre, esperamos comentarios!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Para mayor información consulte nuestros Términos y Condiciones

ACEPTAR